Puertos no dan abasto al exceso de capacidad de los portacontenedores

Parece ser que hay mucha información errónea sobre la causa de la congestión en los puertos y una cuestión importante es entender que esta no se debe a la falta de mano de obra o portacontenedores. Al menos así lo plantea el analista de la industria marítima, portuaria y logística, Jon Monroe, quien al constatar esperas de hasta 4 semanas de los buques para conseguir un sitio de atraque en los puertos de Los Ángeles y de Long Beach (LA-LB) señala que “el problema es la capacidad de los buques frente a la capacidad de las terminales, lo que no se logra apreciar muy bien”.

Añade que la supuesta escasez de mano de obra es una explicación simplista y mayormente errónea. El problema es realmente la falta de capacidad de almacenamiento, tanto dentro como fuera de la terminal. Explica además que hay que considerar que una vez que se descarga un buque, los vacíos deben ser devueltos y embarcados en el siguiente buque y en el ínterin compiten por el espacio con las cargas de importación.

Si a lo anterior se añade el crecimiento de las cargas de importación en LA-LB, los puertos del Noroeste en los de Nueva York-Nueva Jersey y Savannah. Además, afirma que se puede observar la razón de la congestión en los principales puertos de Estados Unidos.

Monroe no se muestra optimista como para pensar que esta situación se corregirá por sí sola en breve. Tenemos un desequilibrio masivo de equipos y buques a nivel mundial. Las líneas navieras gestionan los buques en función de la demanda del mercado, no de la solución del problema del desequilibrio y contribuyen a este problema añadiendo nuevos servicios a cualquier puerto que acepte sus buques.

Mientras otras, añade, “ya han empezado a aumentar el tamaño de sus buques en los servicios existentes. El exceso de capacidad de los buques y la falta de capacidad de los puertos es ahora el principal problema que contribuye a este atasco”.

Por si fuera poco, agrega otro factor: “Todas las líneas navieras están añadiendo decenas de miles de nuevos contenedores a su inventario. ¿Cuándo se normalizará esta situación? En el momento en que se produzca un cambio en la demanda y el equilibrio de los equipos, pero lo que estamos viendo ahora, puede ser la nueva normalidad”, afirma.

Los puertos se miran, pero no se tocan    

El analista destaca que Lars Jensen y Sea Intelligence, han indicado que la fiabilidad de las recaladas de las líneas navieras en los puertos ha bajado al 33% a nivel mundial y por debajo del 10% en la Ruta Transpacífico, lo que equivale a decir que sólo uno de cada diez buques toca puerto a tiempo, ya que pese a tener los muelles a la vista, no tienen posibilidades de atracar, ni mucho menos de pensar en descargar.

Recientemente, Maersk anunció que la Golden Week (esta semana) impulsaría a las fábricas y reforzaría la demanda de bienes. Por tanto, el transporte de contenedores, durante el resto del año. También señaló que, para mejorar la fiabilidad, cambiarán los números de itinerarios de los buques en las rutas de Asia a Europa del Norte para reflejar las semanas reales de zarpe. El analista hace una advertencia al respecto: “¡hey Maersk!, cambiar los números de los buques no mejora la posición ni el horario [de zarpe y recalada]”.

Las cosas mejoran en Vietnam 

El país del sudeste asiático está reabriendo lentamente esta semana, primero en Ciudad Ho Chi Minh. El bloqueo prácticamente diezmó prácticamente su economía. La mayoría de los trabajadores de las fábricas (los que no viven en ellas) se quedan en casa debido a las restricciones de movilidad impuestas por el gobierno frente a la pandemia. Según Monroe, es demasiado pronto para saber si habrá una reducción de las restricciones. Sin embargo, es probable que cualquier otro brote obligue al gobierno a reimponer los bloqueos.

Vietnam reabre poco a poco en función de la tasa de vacunación de cada provincia. Los viajes aéreos nacionales se abrieron el 5 de octubre y las áreas alrededor de Hai Phong están empezando a reabrir también. De acuerdo con el analista esto debería permitir que las fábricas vuelvan a trabajar lo que sería beneficioso para muchos de los importadores de ropa. “Según la Asociación Vietnamita y Textil, hasta el 90% de las cadenas de suministro de prendas de vestir en Vietnam estaban cerradas. Todavía tardará algún tiempo en volver a la normalidad, pero esperemos que sea una buena señal. Los puertos deberían volver a la vida en Ho Chi Minh y Hai Phong”, apunta Monroe.

Fuentes

Mundo Marítimo

CAMAE

Si quieres mantenerte informado visita nuestra sección de noticias.

Logo Grupo Alaire
Si necesita asesoría en sus operaciones de Comercio Exterior:

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Más noticias

Suscríbase a nuestro boletín

* Campos Requeridos

Gracias por solicitar una

Asesoría Aduanera

Llene el siguiente formulario y un asesor se comunicará con usted